Ley cósmica en los pueblos indígenas | NVI Cuenca Pasar al contenido principal
x
INTERPRETANDO LA NATURALEZA
Foto(s):

Ley cósmica en los pueblos indígenas

Ruta Indígena

De acuerdo a las creencias indígenas, toda la debilidad natural del ser humano o de una familia, debe ser respetada y no se permite imitar, debido a que es considerado como una ofensa o burla y tarde que temprano se revierte en la misma persona o algún familiar, por lo que en la aplicación del simulacro se debería de tomar en cuenta la creencia indígena en este sentido.

La palabra simulacro significa en general imitación o simulación de algo, copiar algo de determinada manera, acción que no está permitida por los ancestros de los pueblos originarios, ya que por casualidad o por coincidencia con la creencia, cada vez que se realiza un simulacro se registra el sismo.

Según los ancestros, esto indica que hay enojo de Dios, Ser superior, de la tierra o de los dueños de la naturaleza, por lo que, en los últimos años, cada vez que se realiza un simulacro se presenta un temblor.

Con relación a la alarma sísmica que se han instalado en los diferentes espacios públicos es una forma para tomar medidas preventivas entre la sociedad, sin embargo; para los pueblos sus alarmas son los cerros, los ríos y otros fenómenos naturales.

De acuerdo a la comunicadora mazateca de la Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla, Beatriz Mejía Gaspar, la madrugada de este lunes 19 de septiembre se registró un fuerte desgajamiento de rocas en Cerro Quemado, Ixcatlán, Oaxaca, lo que provocó una enorme agitación, situación que fue interpretado por los mazatecos que vendría un fuerte temblor en el pueblo o en algún lugar.

En otra; conversación con la comunicadora chinanteca, Rosa María Montero Pradillo, afirmó que en la vida del pueblo chinanteco hay muchas creencias y ha sido siempre la base en la formación familiar y en sociedad y que las manifestaciones de la naturaleza son las guías para predecir un suceso por lo que hay que estar prevenidos por las lluvias, inundaciones o el temblor.

Las predicciones se dan por medio de los animales, insectos o señales del cielo, el sol o la luna y coincidió que algo puede tener de cierto la simulación con la creencia indígena de la situación que hoy se está viviendo, tan es así, el lunes en Usila el cielo se puso rojo a las 7:05 horas y desde luego los conocimientos ancestrales tiene su propia interpretación.

La maestra, Nancybeth A. Hernández, reveló desde su pagina de facebook una imagen que compartió y con el texto "No sé si se dieron cuenta... Pero nuestro bello Usila se puso intenso en la mañana, exactamente 7:05 horas am. "El cielo rojo"...Maravillas del Creador y

Para algunos poseedores de conocimientos, tiene algún significado... Que será????..."

Sin embargo; eso no indica dejar un lado las campañas de las medidas preventivas para evitar hechos lamentables de los fenómenos naturales, pero si se vive en un mundo de la diversidad de las creencias se tiene que respetar el concepto que tienen los pueblos indígenas con la vida misma.

Y es que el temblor de 7.7 grados que se originó al sur de Michoacán, cuyo efecto se percibió en distintos puntos del país, no sólo generó incertidumbre, sino que removió el recuerdo de los temblores ocurridos en 1985 y en 2017, esta vez dejó una estela de innumerables daños en varios estados y dos personas fallecidas en Colima.

Fue en esos años, justo un 19 de septiembre, cuando se presentaron los fenómenos telúricos más brutales que han sacudido a la Ciudad de México en los tiempos recientes, por lo que la extraña coincidencia de que un nuevo sismo haya ocurrido precisamente este día de inmediato.

Lo que provocó mayor asombro fueron las similitudes entre el temblor ocurrido este día y el que sucedió exactamente hace cinco años, pues ambos ocurrieron después de que se realizara un simulacro y casi a la misma hora.

Sobre el mismo simulacro y el sismo, el actor José Ron relacionó la coincidencia con la llamada “ley de atracción”. Así lo escribió en su cuenta de Twitter después de que se suscitó el fenómeno telúrico: “Yo no sé ustedes, pero para mí no deberían hacer simulacros, ¡atraen la energía! ¡Somos energía! ¡El estar pensando y haciendo simulacros se jala esa energía!”.

La publicación del actor desató reacciones, muchas de ellas en tono de burla, y críticas. Algunos lo llamaron ignorante y otros le recomendaron ser más responsable de sus aseveraciones, especialmente si no cuentan con un fundamento científico ni comprobable.

Pero no todo fueron duros comentarios “contra la inteligencia” de José Ron, pues varios usuarios coincidieron con su manera de pensar y dijeron estar seguros de que el pensamiento colectivo puede llegar a generar que ocurra determinado fenómeno, mismo que se sustenta en los argumentos de las creencias indígenas y que la idea no está descabellado.