Descienden llamados de auxilio a Cruz Ámbar | NVI Cuenca Pasar al contenido principal
x
Isidro Fernpandez Cueto, delegado de Cruz Ámbar Tuxtepec.
Foto(s):

Descienden llamados de auxilio a Cruz Ámbar

Anel Torres

TUXTEPEC, Oax.- La delegación de Cruz Ámbar Tuxtepec registra una baja en el número de llamados hasta del 65 por ciento, de cuadro con sus cifras diarias, situación que relacionan con una disminución de accidentes de motociclistas.

Isidro Fernpandez Cueto, delegado de Cruz Ámbar, informó que durante el mes pasado y las primeras dos semanas del actual  bajó el índice de llamados de auxilio, consideran que esto se debe a que son menos los accidentes de motos que se reportan, así como  podría estar relacionado con los operativos que realizan las autoridades de tránsito del estado, donde exigen el uso de casco.   

De acuerdo a los registros de meses anteriores, se llegaron a cubrir de 12 a  15  servicios diarios, de los cuales el 80 por ciento era donde motociclistas se veían involucrados. Aclaró que se siguen registrando llamados por accidentes viales donde se ven involucrados motociclistas, pero en menor número. 

Actualmente los llamados van de 4 a 5, de estas  3 son por motociclistas, en los otros casos se deben  a problemas causados por enfermedades respiratorias;  el número de llamados descendió en un 65 por ciento, es durante   los fines de semana que se llega a dar un repunte.

Acotó que se han dado casos donde les reportan un derrapado en motocicleta y no se espera a recibir la atención. “No sé si por miedo a la autoridad pero cuando llegamos ya no encontramos al lesionado ni a la motocicleta”. 

A la semana llegan a atender de 2 a 3 servicios por insuficiencia respiratoria, casos que ocupan el segundo lugar dentro de los más frecuentes, explicó que este tipo de problemas podrían  ser secuela del covid, algunos son por padecimientos crónicos que van mermando la respiración.

Realizó un llamado a la ciudadanía para no esperar a pedir auxilio hasta el último momento, ya que en  sus estadísticas tienen el reporte de que las personas no piden ayuda cuando se empiezan a sentir mal, se esperan hasta que es urgente recibir la atención y la mayoría de las veces es de madrugada, justo el momento en que también se dan los llamados por accidentes.