Pasar al contenido principal
x

No para terror

Así fueron encontradas las dos bolsas con los restos de los obreros.
Foto(s): Cortesía
Gio H. González

TUXTEPEC, OAX.-El terror sigue apoderándose de los habitantes de la zona de Omealca, municipio que esta semana ha sido mencionado debido a que varios cuerpos mutilados fueron abandonados en su jurisdicción, aunque una vez identificados estos se comprobó que se trataba personas del municipio de Tezonapa.

La zona que integra el llamado “Triángulo de la Muerte” conformado por Cosolapa, Tezonapa y Omealza, siempre ha sido un punto donde la violencia ha estado presente, con altibajos en sus olas, pero ahí la zona limítrofe de los estados de Oaxaca y Veracruz, es considerada un camino al infierno.

Los últimos años el asentamiento en la zona de las células delictivas ha hecho que esta sea una tierra insegura, sin ley, incluso para ejemplo está el municipio de Omealca, donde fue desintegrada la policía municipal, para que la Naval sea en estos momentos la dependencia de seguridad de ese municipio.

Pese a ello, la presencia naval, militar y de la Secretaria de Seguridad Pública no ha sido suficiente para que los elevados índices de violencia disminuyan en esa zona, todo lo contrario, en las estadísticas se muestra claramente, que no hay semana en la que no se registre un hecho violento en esas tierras.

El pasado martes al mediodía, pobladores que iban transitando a las orillas del camino de terracería que lleva al ejido Lázaro Cárdenas, se percataron de la presencia de unas bolsas de plástico negras, lo que llamó su atención y se acercaron para calmar su curiosidad, percatándose que estas contenían restos de personas mutiladas.

Tras las diligencias y el protocolo del caso, horas después las autoridades informaron que los cuerpos de los infortunados que fueron encontrados dentro de las bolsas de plástico habían sido plenamente identificados como Leobardo “N” y José Miguel “N”, obreros del ingenio La Constancia y originarios del municipio de Tezonapa.